Periodista, redactor, copy y guionista profesional

☎ +34 670692824 |   ✉ [email protected]

Comparte con cariño :-)

Vale. SEO y Copywriting. El tema da para mucho, pero tranquilo, esto no va a ser una master class, sino un breve y espero que ameno repaso a una guerra sin cuartel.

Decía una vieja canción de los Buggles algo así como que “el vídeo mató a la estrella de la radio (oh-ah, oh-ah)”, para recordar con nostalgia las cosas que cambian con el paso de los años. La magia misteriosa de una canción recién sintonizada en las ondas nunca volvió a ser la misma…

Hoy hay mil formatos digitales y todo es más rápido, más fácil… ¿pero mejor?

Algo parecido pasa si hablamos de SEO y copywriting. De los algoritmos frente y las palabras. De los robots frente a las personas.

Como en la famosa canción, el buen contenido y copywriting a veces es “asesinado” con la obsesión por el SEO

Todo empezó en 1994. El telescopio Hubble captaba sus primeras imágenes del espacio, Brasil volvía a ganar el Mundial de Fútbol y en la todavía jovencita red reinaban los populares “índices de páginas”.

Hotbot y luego Lycos (si te suena el perrito negro con cara de bueno que dominaba la red, es que peinas alguna cana), reinaban el imberbe ciberespacio.

Y al mismo tiempo… se gestaba una especie de esquizofrenia colectiva por escalar posiciones en sus resultados, por desvelar sus secretos y engañar de cualquier manera al sistema para subir puestos, ganar visitas y ganar mucha pasta vendiendo casi cualquier cosa.

Así empezó a sumar popularidad el dichoso Search Engine Optimization (SEO), cuya pronunciación en inglés impresiona y cautiva si se hace con cara de saber mucho. Si lo controlabas por aquel entonces, era fácil ser el número uno.

Perdón. El number one.

El contenido y el copywriting online de los 90 se debatía entre emular los clásicos del papel o reinventarse con el nuevo SEO

Pero el lío no había hecho más que empezar. Oh-ah, oh-ah…

En 1998 nace Google, que cambió para siempre la idea de SEO y Copywriting entre los “locos del marketing online”

Redactor freelance en Google

 

A las puertas del nuevo siglo, todos querían venderte ebooks, planes inflaiblres para ganar dinero, fórmulas para recuperar a tu pareja, trucos para ventas piramidales por email, software capaz de encontrar y publicar contenido por ti  en la web, “granjas” de links…

Los “gurús” y los sinvergüenzas del nuevo SEO popularizaron miles de páginas que ni siquiera tenían un contenido real

Navegar por la red a la búsqueda de información en el año 2000 a veces devolvía solo páginas ininteligibles para el usuario de a pie. Archivos HTML que, sin embargo, saciaban a las hambrientas “arañas” automáticas de Google y a los más rezagados MSN y Yahoo.

Todavía recuerdo intentar leer párrafos interminables que contenían la cadena de palabras clave “ganar dinero en Internet”. En negrita, en mayúscula, en tamaño grande, con fondo rojo, con fondo blanco, oculta tras una imagen… una y otra vez.

Oh-ah, oh-ah.

Los mal entendidos SEO y Copywriting mataron al contenido

Que sí, que siempre hubo redactores y textos de calidad, copy fabuloso y publicidad adaptada a la perfección al nuevo medio. Pero en aquellos años, muchos se cubrieron de polvo por no saber (o no querer) pelear en el barro. 

Los datos nos dice que Google aprendía ya por aquel entonces muy rapido.

Sus bots rastreadores se hicieron cada vez más listos y empezaron a “leer” mejor los textos, en un intento de valorar la utilidad de los mismos para ofrecer a sus lectores lo más relevante para ellos en las primeras páginas.

Por suerte, muchas webs de dudosa calidad perdieron la batalla y se esfumaron. Por otro lado, muchos especialistas en SEO y redacción web empezaron a estudiar más de cerca los “malvados” algoritmos y a recomendar cambios en la forma de repartir títulos, palabras clave y enlaces.

Con más de 20 años de vida, Google sigue aprendiendo. Lee mejor, analiza y escucha a sus usuarios (algunos dicen que literalmente)

En definitiva, el todopoderoso buscador intenta parecerse cada vez más a un humano.

El algoritmo actual de Google tiene claro su objetivo: quiere vender publicidad en su portal y para ello tiene que ofrecer a los anunciantes un entorno amigable y relevante. Un lugar en el que los posibles clientes por los que pagan estén a gusto y hagan clic.

Eso significa mucho dinero, cash, money. Oh-ah, oh-ah.

Si lo piensas, Google hace lo que deberías hacer tú con tu web: pensar en los visitantes y ofrecerles algo de valor.

*Si quieres profundizar más sobre cómo conocer a tu púlblico para escribir mejores textos en tu web, te aconsejo leer el artículo “Copywriting: cómo conocer a tu cliente y vender más

¿Qué puedo aprender de SEO y Copywriting de la historia de la red?

Básicamente, como yo lo veo, hay tres bandos:

– Los que creen que pueden engañar a Google de forma indefinida y se empeñan en meter palabras clave a cualquier precio en sus textos y compran enlaces por toda la red.

– Los que escriben sobre un tema sin obsesionarse con la parte técnica, porque confían en que el propio desarrollo no forzado ni artificial de lo que cuentan se tenga en cuenta.

Tras leer entre líneas sobre la evolución de los buscadores, deberías tenerlo claro: sé humano, no seas robot.

Escribe bien, explícate bien, haz que te entiendan, sé interesante. Convence. Persuade. Vende. Esta es la base del copywriting y de la redacción online y offline.

Luego, si sabes y puedes, optimiza detalles para gustarle a los robots.

Hace unos meses un cliente me exigió que incluyera 15 palabras clave que había seleccionado a través de un software carísimo, en un texto de 400 palabras. Le dije que no podía ayudarle y que buscara a un copywriter en fiverr. Hay muchos por cinco euros.

 

Redactor SEO

 

Yo no escribo para robots. Me centro, como redactor y copywriter, en el mejor objetivo posible para mi cliente: visibilizar su proyecto y su imagen de manera que consiga ganarse la confianza de su público, no sólo del buscador. La experiencia me dice que así conseguirá más clientes y más ventas. Seré un carroza, pero para mí redactar este tipo de contenido tiene más sentido.

Google piensa cada vez más así y aunque no lo hiciera, piensa esto:

¿Crees que podrías vender algo si estás en la primera página de Google pero tienes un texto horroroso y mal redactado?

Antes de que tu especialista en SEO me agarre por el cuello, busquemos un término medio.

Pídele a tu redactor que escriba para ti sobre un tema. Si tienes un par de palabras clave que te interesen, dáselas y cocinará algo bueno y efectivo con ellas.

Luego, puedes pedirle al redactor o copywriter que utilice esas palabras clave en un título principal con el tag H1.

Y que, si encaja, que utilice palabras clave en algunos subtítulos H2 o H3 que estructuren el texto con la idea no solo de hacer SEO, sino de que la lectura resulté más amena y fáicll.

No te obsesiones. El señor Google ha aprendido a detectar palabras en el mismo campo temático y semántico, a entender mejor las palabras, a valorar la calidad.

No te empeñes en ser el novio o la novia fácil de cada uno de los algoritmos de Google que nacen. El buen Copywriting siempre será más efectivo que el SEO de calculadora

La única fórmula mágica que existe si hablamos de SEO y Copywriting es ser fiel a las personas, no a los robots. Al final, los algoritmos jamás matarán el buen contenido

Y por cierto. Soy de los que piensan que el vídeo tampoco mató de verdad a las estrellas de la radio  (oh-ah, oh-ah).

Y tú… ¿qué opinas tú sobre la eterna lucha entre SEO y Copywriting?

José Luis González

José Luis González

TodoEscribo.com

José Luis es periodista por formación, copywriter, redactor, guionista y director de programas de tele. Básicamente, un aporreador de teclas profesional y por vicio. Ayuda e empresas y emprendedores a contar mejor sus historias, mima demasiado a sus gatos y suele invitar al café.

5 Comentarios

  1. Wilmer Antonio Velasquez Peraza

    Posicionar las webs y blogs propios o de tus clientes para darles mucho más visibilidad a través de una correcta arquitectura de un artículo SEO Marketing que ayude a impulsar sus marcas y/o sus ventas convirtiéndoles en los mejores aplicando las técnicas del Social Media Marketing, desdoblando para ellos los elementos que proveen las claves para desarrollar contenidos que venden.

    Eso se ha tergiversado con el uso y abuso del SEO sobre todo con prácticas agresivas y malsanas(Black hack SEO) gracias a Dios la inteligencia artificial y la sofisticación de los algoritmos de Google ha crecido una enormidad.

    Esto permite y cada vez con mayor fuerza que contenidos de calidad vuelvan a ocupar los sitiales de posicionamiento de honor que merecen.

    Google se está enfocando cada vez más en premiar a quienes creen contenidos de valor usando el Copywriting, las técnicas de storytelling, la seo semántica y el copy conversacional así como el Inbound SEO.

    El SEO no va a desaparecer, pero si quienes realizan prácticas malsanas como el ya citado Black hack SEO y van a ceder muchísimos espacios al verdadero contenido de calidad, lo cual es bueno porque se resuelve al orientar las SERP respondiendo con verdadero valor al usuario.

    Quienes no actúen de forma limpia y con calidad resuelvan y generen valor a las personas que usan los buscadores cada vez serán más penalizados y les quedará adaptarse o simplemente perecer ante el contenido de calidad que es el que jamás debió haberse relegado a un segundo plano por baja calidad, plagio y espineo abusivo que al foso va a ir con los algoritmos cada vez más semánticos y naturales de los buscadores de élite.

    Responder
  2. Luis Rodríguez Cid

    Llevas razón José Luis.

    Lo más importante debería ser siempre el buen contenido, pero la verdad es que Google está haciendo esfuerzos por premiarlo dando más importancia a las métricas de usuario en el sitio (baja tasa de rebote, duración de las visitas, número de páginas vistas por visita,…). Pero lo cierto es que solo es una parte de su algoritmo.

    Por cierto, tienes un error 404 en el enlace interno cuyo anchor es Google.

    Un saludo y enhorabuena por el post.

    Responder
    • José Luis González

      Los caminos de de Google son muchas veces insondables, pero quiero creer que se esfuerzan por adaptarse a lo que el usuario busca y quiere encontrar. ¡Gracias por el aviso 404! Estoy tocando cosas de la web y se me habrá quedado atrás. Saludos.

      Responder
  3. Raúl Vera

    La verdad que yo cuando empecé mi blog. Como no tenía ni idea de lo que era Seo escribía de forma natural y lo que realmente importaba. Ahora tengo muchos de esos artículos en las primeras posiciones de Google. También he empezado a optimizar los artículos sin abusar y me está dando grandísimos resultados. Creo q como dices en el equilibrio está el exito

    Responder
    • José Luis González

      Lo curioso, Raúl, es que los propios motores de búsqueda cada vez detectan y analizan mejor el contenido de calidad (el de verdad). Al final, todo vuelve a donde debería haber estado siempre: al contenido sin más, sin rebanarse el seso con algoritmos arcanos. ¡Un saludo y suerte con tus proyectos!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Comparte con cariño :-)